Cáritas Parroquiales

“La Caridad es la Buena Noticia que transforma nuestra sociedad”. SANANDO, FORTALECIENDO, Y TRANSFORMANDO LAS RELACIONES EN LA SOCIEDAD…

Para el desarrollo integral de TODO el hombre y TODOS los hombres.

Una tarea con dos verbos ANIMAR COORDINAR

ANIMAR para:

  • FAVORECER la vivencia de los valores del Evangelio en situaciones concretas.
  • FACILITAR en cada persona el desarrollo pleno de sus posibilidades y dones.
  • GENERAR espacios de crecimiento comunitario
  • IMPULSAR acciones de compromiso comunitario planificadas, organizadas y sostenidas.

A LOS POBRES: En su propio desarrollo, y en el de su comunidad, asumiendo derechos y responsabilidades.

PARA la resolución de sus necesidades, su organización y autonomía, con y desde ellos.

ENTRE LAS CARITAS: El diálogo y la participación fraterna en espacios de encuentro para la oración, la reflexión y la formación y la capacitación.

A NUESTRA IGLESIA: En el compartir de bienes materiales, y humanos con sentido evangélico.

A NUESTRA SOCIEDAD: En el compromiso por el bien común y la responsabilidad social, para tomar conciencia sobre las condiciones de vida de los pobres, sus anhelos y reivindicaciones.

COORDINAR:

  • PARA: ORIENTAR, VALORAR, IDENTIFICAR, PROMOVER

ORIENTAR los carismas y personas hacia un objetivo común.

VALORAR los distintos recursos, experiencias y aportes.

IDENTIFICAR las atribuciones y responsabilidades de cada uno.

PROMOVER iniciativas de integración comunitaria.

NUESTRA TAREA SOLIDARIA.

Evangelizar las relaciones sociales es lo central de nuestra tarea solidaria.

NUESTRO TRABAJO:

ANIMACIÓN, COORDINACION, CAPACITACION de las Cáritas Parroquiales y Bancos Solidarios de Medicamentos, favoreciendo la articulación de estas entre sí y con Cáritas Diocesana, promoviendo acciones superadoras en la asistencia y promoción de las personas más pobres, fortaleciendo sus estructuras locales y zonales.